Login
1 Catgirls
Baya
Striptaese Lausana 19 años 3h

Consejos para el striptease en Suiza

Sabes que excitaría a tu hombre, pero ¿te atreverías a probarlo? Seguro que a tu marido le encantaría verte hacer un sensual striptease. ¿Cómo empiezas? ¿Entras en la habitación, pones una balada de Beyoncé y empiezas a quitarte la camiseta y los pantalones mientras mueves las caderas? ¿Y si se ríe de ti? Esta situación podría ser muy excitante, es por eso que seguramente no querrías que se pierda el efecto perfecto.

Relájate. Todo en la vida se puede aprender, incluso un striptease en Suiza. Especialmente si lo haces con amor. Puedes hacerlo y nosotros te diremos cómo. Aquí tienes 12 consejos de striptease que os encantarán a los dos.

1. Practica

No te fíes de tu intuición ni de tu estado de ánimo. Primero pruébalo a solas frente a un espejo, realizando diferentes movimientos, con música y ropa. Se trata de captar el espíritu de toda la situación. Un striptease es realmente especial, no lo subestimes. Está relacionado con tu individualidad y personalidad. Aprende a ser sensual y trabaja tus movimientos de cadera.

2. Vístete bien

Ponte algo de ropa, pero no demasiada. Si tienes un personaje o disfraz en mente, utilízalo. Si no, te sugerimos el clásico disfraz de stripper: camisa con cuello, falda lápiz, medias con costuras, tacones y el pelo recogido en un moño. Y debajo, lencería sexy, por supuesto, algo que te haga sentir muy sexy. Puede ser un sujetador y unas bragas de encaje negro, quizá con tirantes. ¿Te atreverías con algo un poco más del estilo BDSM?

3. Interpreta un papel

Imagina que eres una famosa dominante italiana de SM o una sexy espía americana. Demuestra que puedes interpretar el papel de alguien un poco diferente a ti. El striptease y el descubrimiento van de la mano. Verte a ti mismo bajo una nueva luz es muy excitante y despertará sensaciones que nunca hayas sentido en el pasado.

4. Elige la música

¿Cuáles son las canciones más sexys que conoces? De esa lista, elige algo con un tempo lento que te ayude a moverte de forma seductora y sensual. Tal vez debas evitar los clásicos que todo el mundo utiliza para el Striptease. El déjà-vu puede tener el efecto contrario y romper el momento.

5. Atenúa las luces

Si puedes, utiliza reguladores de intensidad. Es favorecedor, es sexy y realmente genera un ambiente especial. Si no tienes reguladores, puedes utilizar velas o la luz indirecta de una o dos lámparas de mesa, pero no dejes las luces superiores encendidas a tope.

6. Ata a tu hombre

Inmovilizar el cuerpo despierta otros sentidos, desarrolla el placer y aumenta la intensidad de las sensaciones. Por lo tanto, atar a tu hombre a una silla es una buena forma de hacerle suspirar. Primero, siéntalo y dile que vas a darle un buen espectáculo. Nada de moverse o tocarse hasta que le des permiso, así es mucho más divertido.

7. No te muevas demasiado rápido

Llegados a este punto, has preparado bien el escenario y tu striptease se está volviendo más intenso. Tu traje está puesto, oyes una música preciosa, las luces se atenúan y estás en la piel de una lolita de los años 60’. Pero tienes que dejar que el encanto funcione un poco. Ahora puedes empezar a bailar al ritmo de la música lánguidamente. Haz esperar a tu hombre, aunque empiece a mostrar un poco de impaciencia.

8. Empieza por la parte de arriba

Desabróchate la camisa, el top o el vestido. Establece contacto visual entre ellos dos. A continuación, quítate la ropa interior con elegancia y sensualidad. Puedes jugar un poco con tu ropa, haciéndola girar en el aire o lanzándolas salvajemente hacia él. Un poco de animosidad puede ser apreciada. Si, en cambio, prefieres la sensualidad, puedes dejar que tu ropa se deslice por tu cuerpo hasta el suelo; mejor quitárselas de pie y no apartar la vista de tu pareja.

9. Quítate el sujetador

No te lo quites demasiado rápido, pero hazlo de forma pícara. Este es el momento más esperado por tu hombre. Puedes deslizar un dedo bajo los tirantes y empujarlos uno tras otro. Haz que esta tortura dure y verás cómo aparece una nueva excitación en el salón.

10. Ropa complicada

Si tienes ropa complicada con cierres en la espalda, como un corsé, es mejor que te des la vuelta para que tu hombre pueda verlo todo. Muéstrale tus dedos deshaciendo lentamente los ganchos o los cordones. También puedes pedirle que te ayude, utilizando una voz baja y seductora. Pero mantén este momento breve para no romper todo lo que ya has empezado desde el principio de tu striptease.

11. Tócate

Es el momento de subir un poco la temperatura… Este es el momento que estabas esperando. Ya conoces tus zonas sexuales así que tócalas para que tu hombre las mire. Imagina en qué estado debe estar él en este momento… Todo en él se vuelve erótico, sensual y apasionado. Si has seguido nuestros consejos y él está encendido, puedes hacer lo que quieras con él.

12. La última tanga

El striptease llega a su fase final y vas a quitarte el único trozo de tela que te queda. Un momento para prepararse especialmente para saborear. Tómate el tiempo que necesites y juega con tus bragas. Bájalas un poco, juega con los bordes y provoca a tu hombre antes de volver a subirlas. Es el final del espectáculo y depende de ti lo que ocurra después. ¿Salir de la habitación? ¿Empezar a hacer el amor de manera erótica y sexual? Te dejamos la elección a ti.